Hotel Nueve Ríos

Valdivia

Reserva Costera Curiñanco

Algo de playa, comida local y trekking completan una visita de día completo. A 1 hora de Valdivia, es fácil llegar en micro o en vehículo propio. La recomendación es comenzar temprano con un trekking familiar en la reserva Punta Curiñanco, almorzar algo en alguna picada del sector, y descansar el resto de la tarde en la mejor playa de la zona, del mismo nombre y la playa Pilolcura.

Trekking

Área Costera Protegida Punta Curiñanco

Distancia: 3.7 km en total, es un circuito.

Tiempo caminando con niños: 2 horas

Justo donde termina la ruta T-352 sale un estrecho camino de tierra que guía hacia el acceso a la reserva. La casa vecina aloja al guardaparques, a quien hay que llamar para anunciar la llegada.

El sendero inicia ahí mismo, con una pendiente muy leve y fácil de recorrer. El primer grupo de Olivillos está señalizado en el sendero. Desde ese primer radal se puede continuar por una variante, apenas unos metros más de caminata, para llegar a un radal aún más grande y extendido por la ladera del cerro frente al mar.

De regreso al circuito principal el sendero serpentea entre arbustos tupidos y miradores al mar. Casi al final aparece la variante al mirador de Chungungos, algo peligroso para menores de 5 años. Se vuelve al inicio retomando el mismo circuito original.

Tarifa: $1.000 niños, $3.000 adultos. Pago sólo en efectivo.

Horario: Cierra los lunes y feriados. Normalmente no se reciben visitantes pasadas las 16:00 en invierno, pero los horarios varían.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp